VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Operación de miopía, recuperar la visión

miipia

miipiaLa operación de miopía es una de las intervenciones oftalmológicas más comunes.

Existen muchas técnicas para recuperar la visión, dependiendo de la dolencia que sufras, no solo las gafas o las lentillas son la solución, que también, pero si quieres prescindir de ellas, atenta, te damos las claves.

Pero, vamos por partes, lo primero es saber qué es la miopía y qué opciones tenemos para corregirla.

QUÉ ES LA MIOPÍA

Para plantearnos si someternos o no a una operación de miopía, lo primero es saber qué es este problema visual.

Si tienes miopía, sabrás que afecta a la visión de lejos, pero ¿por qué?

Los oftalmólogos lo definen como una anomalía refractiva, pero vamos a explicártelo con un lenguaje más comprensible, para las que no somos entendidas en la materia.

Decir que es una anomalía refractiva, equivale a explicar que los haces de luz se juntan por delante de la retina del ojo y hacen que los objetos se vean de forma borrosa.

Esto puede suceder por dos motivos:  Tu ojo es demasiado largo o tu córnea y/o cristalino son más potentes de lo normal.

Además de no ver bien de lejos, esta dolencia visual puede tener síntomas como cansancio o fatiga visual o dolores de cabeza, así que, si tienes dudas, ir al oftalmólogo es la mejor opción.

Como en todo hay más de un tipo de miopía, por ejemplo, si se llega a las 5 o 6 dioptrías, hablamos de miopía magna.

Este tipo de miopía puede conllevar otras complicaciones.

Ahora que sabemos en qué consiste, vamos a ver las formas de corrección y, sobre todo, cuándo es recomendable y en qué consiste la operación de miopía.

CÓMO CORREGIR LA MIOPÍA

Seguramente no te cuente nada nuevo, si te digo que hay múltiples formas de ver mejor teniendo miopía.

Las gafas son lo más común, aunque no a todo el mundo le gustan y, sobre todo, no todo el mundo es capaz de adaptarse a llevar un cristal grueso o, en algunos casos, más grueso en el lateral que en el centro, dependiendo de tu visión.

Además de las gafas, siempre están las socorridas lentillas que, por supuesto, evitan el problema del que te hablaba antes, pero tienen otros.

Lo primero es que hay personas que no se acostumbran a llevar algo dentro del ojo, además de manipularlas como se debe. Todos sabemos que son muy delicadas.

Eso, por supuesto, sin hablar de que no todo el mundo puede ponérselas, por ejemplo, aquellas personas que sufren sequedad ocular, lo tienen bastante difícil.

Es por esto, que muchas personas optan por la operación de miopía para volver a recuperar la visión.

Sin embargo, existen varios tipos de operación, así que, para que puedas hacerte una idea, vamos a contarte en qué consisten y en qué casos una es mejor que otra.

TIPOS DE OPERACIÓN DE MIOPÍA

operación de miopíaPara poder informarte correctamente y de forma objetiva, contamos con la experiencia y de la clínica especializada en cirugía de miopía Martínez de Carneros, situada en Madrid.

Lógicamente, no somos oftalmólogos, así que hemos querido darte información de primera mano, de profesionales expertos y cualificados que puedan explicarnos, exactamente, en qué consisten estas intervenciones.

Como te contábamos, existen varios tipos de operación de miopía, concretamente tres:

  • PRK: En este tipo de operación se usa un láser llamado escrimer que va quitando alrededor de 14 micras del espesor de la córnea por cada dioptría.

Esta  operación tiene la ventaja de que elimina poco espesor corneal y , si la miopía volviese a desarrollarse, sería posible volver a corregirla mediante la misma operación.

¿Inconvenientes? Trabaja directamente sobre el epitelio del ojo.

Esto quiere decir que deja una pequeña herida que resulta un poco molesta y que hay que cuidar para que cicatrice.

Normalmente, a la semana tu visión mejorará y las molestias irán pasando.

  • FEMTOLASIK: En este caso, se utilizan dos láseres diferentes.

Uno de ellos, levanta el epitelio y el estroma corneal, es decir, varias capas del ojo, con lo que el segundo láser (escrimer)  trabaja directamente sobre la zona que interesa.

¿Ventajas? Evitamos la molestia de la pequeña herida que dejaba la anterior y el tiempo de recuperación es menor.

  • LENTES INTRAOCULARES ICL: Seguro que has escuchado hablar de este tipo de operación

Se trata de poner una lente con la graduación que tengas, entre el cristalino y el iris.

Es una operación rápida, sencilla y con muy buena recuperación, tanto, que al día siguiente tu visión ya habrá mejorado.

Existen formas distintas de corregir la miopía dependiendo de la edad del paciente o del tipo de miopía.

Por ejemplo, para mayores de 60 años, se recomienda en muchas ocasiones la cirugía de cristalino, que consiste en sustituir el cristalino por una lentilla y que, además puede ayudar a combatir la presbicia o vista cansada.

Como es lógico, hay muchos tipos de problemas asociados a la visión y cada uno de ellos tiene una solución distinta.

En ocasiones te hemos hablado de cómo es la vida de una persona invidente así que sabrás la especial delicadeza con la que siempre tratamos estos temas.

Por suerte, la miopía tiene solución, sobre todo en manos expertas.

Esperamos haberte ayudado a resolver tus dudas.

Como siempre, gracias por estar ahí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: