VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Restaurantes divertidos para despedidas

restaurante divertidos para despedidas

Me encuentro ahora mismo en la despedida de soltera de mi querida amiga Maribel, y antes de llegar a la conclusión de que las cenas de despedida de soltera son la mejor decisión hubo muchos planes.

Estarás de acuerdo conmigo en que si tienes una amiga que socialmente es un terremoto, todo se complica.

Se complica porque la cantidad de chicas que iremos a su despedida de soltera se asemeja al número de personas mayores que se abalanzan sobre los caramelos en la cabalga de reyes.

Y con esto no quiero decir que nos abalancemos sobre nadie en ningún momento de la despedida 😉

La búsqueda de planes para la despedida

Es mi amiga y me apetece que tenga una gran fiesta, pero espero que solo se case una vez en la vida.

Llamadas de teléfono, gustos, intolerancias alimenticias, intolerancias físicas (hay alguna que ha perdido la forma el día que nació).

«A mí eso no me gusta», «No creo que ese sitio sea el mejor», «Es mucho dinero…», «Y si nos volvemos locas y…»

Y así todo, y yo como loca buscando un lugar que me lo haga todo ¡por favor!.

Yo, que contrato todo lo que puedo para ahorrar tiempo, llevo una semana pegada al teléfono móvil discutiendo y negociando con unas y otras.

«A tomar por culo todo!! Yo aquí también quiero disfrutar, así que me voy a Google….»

El paraíso de las despedidas

despedidasNo te haces una idea la liberación que siento ahora mismo en mi cuerpo. Poder tener un millón de planes distintos donde elegir sin necesidad de hacer mil gestiones, y lo mejor de todo es que el resto de chicas también lo pueden ver.

Si hubiera empezado por aquí, esta semana hubiese ido al gimnasio.

Al final todas teníamos claro algo, queríamos cenar bien, cenar en un lugar divertido y cenar sabiendo que al terminar de cenar…hemos cenado.

Porque muchas veces en algunas despedidas pasas más hambre que en la boda.

Y después, lo que surja. Unos cuantos gin tonics, vodkas, matareyes, fireballs y subir a la novia a uno de los leones del Congreso de los Diputados (a lo mejor esto ya se nos ha ido de las manos).

Bueno, tu ya me entiendes.

Disfrutar las despedidas

A esto es lo que yo llamo disfrutar las despedidas, pero que la disfruten todas.

Nos encontramos en un restaurante lleno de gente, hay otras despedidas por supuesto, y todo es fiesta, diversión, actuaciones, música, shows en directo, bromas y mucha mucha mucha locura.

¡Sí, por fin! Esto sí que sí. Porque además creo que huye de algunos estereotipos y cosas típicas, no sé, tampoco quiero que me contrates como organizadora de despedidas, pero ésta que al final he organizado es la mejor en la que he estado.

Y creo que la madre de mi amiga también debe ser la mejor fiesta en la que ha estado los últimos 30 años, si me ciño a los 20 minutos que lleva bailando con un chico que vino a hablar con nosotras antes.

¡Ups! Se me ha escapado…,bueno tampoco pasa nada. Pero el resto de cosas que sucederán ahora, o sucederán más tarde y de las cuales no me acordaré mañana, no te las contaré.

Porque lo que pasa en una despedida…,se queda en la despedida.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: