VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Relaciones tóxicas y RRSS ¿Hay control?

relaciones toxicas

relaciones toxicasEl título del podcast no descubre nada nuevo. Es sabido por todos, el deterioro en el uso (en según qué edades) de las redes sociales.

Lo que se consideraba una herramienta de total libertad para todos, una ventana para mostrar nuestras opiniones, nuestros gustos… Esos pensamientos solo nuestros… se ha vuelto en contra.

Hoy no vamos a entrar en la seguridad de los datos, ni la compraventa de información privada por parte de empresas, que tanto se habla en diferentes noticias. Hoy no vamos a hablar del uso que hacen terceros, sino del uso que le damos nosotros mismos a esta herramienta digital.

Nos guían en el espacio de hoy Alba y Saray, con sus dos puntos de vista. El aporte de cada una desde su perspectiva de mami y de experta en el sector respectivamente.

ACTUALIDAD

Los sorprendentes datos de actualidad con los que abrimos el programa indican que la franja de edad con un uso más habitual de las redes sociales se mueve entre los 30 y los 35 años… Sorprendente, y no a la vez, porque podríamos pensar, en efecto, que los adolescentes protagonizarían este dato. Pero también es cierto, que en esa edad, se puede contar con menos libertad tanto económica o con cierto control parental en el uso de los dispositivos comunes en el domicilio. Son pequeños “hándicaps” con los que no se cuenta en edades más adultas.

Resulta interesante comprender que, llegados a cierta madurez personal, el contacto con redes cambia sobre todo a nivel interactuación. No se depende tanto del contacto social a través de estas plataformas y, además, consideramos otros medios a la hora de buscar información (como podrían ser los blogs o periódicos digitales)

Aparecen nuevos términos como phubbing, traducido como “ningufoneo”. Esto evidentemente pone nombre propio al ninguneo directo por estar usando dispositivos móviles. Un defecto que no apoya nada a la salud psicológica tanto del que lo sufre como afectado, como del que lo realiza.

STALKING (“del latín… acoso”)

Hemos normalizado el seguimiento de la vida de todos a través de las redes, el observar o fijarse en las actividades de exparejas, antiguas amistades, jefes y compañeros del pasado… acciones que consideramos que nos sirve como información para algún fin, pero que en realidad nos está haciendo un daño menos visible y más real.

NUESTROS JÓVENES

En un mal uso de las mismas, aparecen numerosos ejemplos en las edades más tiernas, cuando precisamente desaparece el concepto infantil y se considera una madurez o adultez que aún no se tiene, y que llegará tarde o temprano.

Los usuarios más jóvenes dejan pasar esos años de relaciones más reales, cambiándolas por una autoestima basada en “likes” o en modelos irreales tras las cámaras. Una distorsión de la realidad de información que puede ser bastante peligrosa; sobre todo no poner límites a la intimidad ni al respeto, ya no por los demás (que también), sino por uno mismo.

Las redes no descubren nada, creemos que nos muestra un mundo diferente, pero lo que realmente nos ofrecen es la auténtica realidad, solo que trasladada a un mundo virtual. Pero nos muestra el reflejo de tal y como somos.

Ir a descargar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: