VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Mamá también juega, juegos vintage

mama tambien juega

Si le dices a tu hijo “mamá también juega”, automáticamente va a pensar en un juego actual.

Pero hay multitud de juegos que son geniales y que han marcado nuestra vida que puedes compartir con tu hij@.

Hace no tantos años, pasábamos las tardes en la calle. Nos divertíamos juntos, reíamos, aprendíamos y, en ocasiones, hasta nos raspábamos las rodillas.

Cuando jugar al aire libre era el único entretenimiento posible, que llamasen al timbre de casa era todo un subidón.

Que te preguntasen si podías salir a jugar, era una alegría.

Hoy te contamos a qué jugábamos cuando éramos pequeños y te damos ideas para que puedas jugar con tus hijos. No te pierdas nuestro podcast de hoy, te va a encantar.

Selección de juegos con nuestros hijos

Hemos preparado una selección de juegos infantiles para jugar con tus hijos que son interesantes, divertidos y fomentan la creatividad y el aprendizaje.

Juego de bloques

Juego de bloques

juego de robótica

Juego de robótica

LOS JUEGOS DE NUESTRA VIDA

No sé vosotras, pero lo de “mamá también juega” yo lo he dicho alguna vez jugando a la comba.

Con algunas canciones y una cuerda teníamos el rato de diversión garantizado. Si mamá era un poco atrevida, era la primera que entraba a saltar.

Otro juego que nos justaba a los que no nos movíamos mucho eran las chapas.

Teníamos todo el cuidado del mundo, escogíamos las más planas, las tuneábamos e incluso las coleccionábamos.

Pocos lo cambiaríamos por un juego de videoconsola.

Jugar a las gomas era también un deporte de riesgo. Nuestras rodillas lo sufrieron pero lo pasábamos bomba jugando.

La rayuela es uno de los juegos más míticos de la historia.

Esta es la conocida como charranca en zonas como Cataluña.

Pintar en el suelo con tizas ya era divertido, pero saltar después por los cuadrados con números era apoteósico.

Jugar al burro o jugar al chutro mediamanga mangaentero, nos ha costado a alguno la espalda.

Por cierto ¿Aprendiste a hacer girar la peonza? Yo no, pero juro que lo intenté.

Con todos estos juegos no nos hacían falta móviles. Disfrutamos la calle y el calorcito del verano como ya no se hace.

Por eso te animamos a que enseñes a tus hijos este tipo de juego que, seguro que le encanta, y le hace valorar mucho más la plaza que los juegos del móvil.

Aunque, ojo, todo es respetable y tiene su parte buena.

MAMÁ TAMBIÉN JUEGA… ¡AL BALÓN!

juegos con mama¿Quién dijo miedo? Nuestros juegos eran de los más divertidos, pero también de lo más bestias.

Jugar a balón prisionero o a sangre era lo más normal.

Hay comunidades en las que incluso se conoce a jugar a  sangre con el nombre de campo de muertos…

¡Toda una declaración de intenciones!

Jugar a tulipán o a las vidas era todo un reto, sobre todo, para no salir morados.

Si tenías hermanos mayores, estabas perdido, eras mantequilla si o si… no te libraba nadie.

Incluso adaptábamos el baseball a nuestra manera. Si había farolas, ya teníamos bases. No necesitábamos más.

El volleyball con una cuerda de tender como red, tampoco se nos daba nada mal.

Desde luego no necesitábamos mucho para divertirnos.

SOMOS FANS DE LOS JUEGOS DE SIEMPRE ¿Y TÚ?

Nos encantan las nuevas tecnologías, pero no cambiamos estar pegados al móvil por un ratito jugando al teléfono escacharrado.

Nos encanta reírnos con estos juegos, incluso yo los he utilizado siendo adolescente, eso sí, con algún añadido.

Jugar nos seguirá gustando toda la vida, de distintas formas, la adolescencia no tiene porqué ser una excepción.

Lo bonito del juego es que fomenta el compañerismo, ayuda a tus hij@s a relacionarse y a ser más extrovetidos, crea vínculos y, en muchos casos,  puede evitar que se dé el temido acoso escolar.

Anímale siempre a jugar e, incluso, juega con él.

Seguro que el conocer nuevos juegos y el divertirse contigo hará aumentar la confianza entre vosotros.

Sobre todo, divertíos, sed felices y jugad, jugad siempre.

Si quieres contarnos tus juegos favoritos de infancia o a qué juegas con tus hij@s a día de hoy, estaremos encantados.

Nosotros también aprendemos de ti. Como siempre, gracias por estar ahí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: