VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Una nueva revolución sexual, el sexo ha cambiado

el clítoris

revolución sexualLa revolución sexual ha llegado a nuestras vidas. El sexo ya no es lo mismo y se abren multitud de posibilidades que le dan un punto extra de libertad y picante a nuestras vidas, aunque encontrar algo interesante que nos permita descubrir cómo esa revolución sexual puede enriquecer nuestra relación de pareja o, simplemente, nuestra forma de entender el sexo, no es fácil.

En  muy poco tiempo, las relaciones sexuales han pasado de ser algo tabú a tener una importancia más que relevante en nuestras vidas.

A día de hoy, muchas parejas, incluso han llegado a basar su relación en el sexo, dando al resto de los factores mucha menos importancia.

Pero, no solo hablamos de relaciones de pareja, la revolución sexual ha llegado también a las camas de los solitarios, ya sea por elección o por circunstancias.

La masturbación, la juguetería erótica, la apertura de mente que empieza a imponerse en una sociedad, hasta hace nada, bastante carca, hace que la autocomplacencia, sea mucho más satisfactoria.

Pero ¿de dónde viene esta nueva visión de nuestra vida sexual?

¿Por qué hablar de revolución sexual?

revolucion sexualPodríamos decir que la revolución sexual es una mezcla de factores.

En esta nueva forma de concebir el sexo y las relaciones, se aúnan todos los avances que, por suerte, se han dado en los últimos tiempos.

En cuanto al sexo, hemos abolido tabúes, ya  no está mal visto compartir tus experiencias o consultar dudas, es más, es muy recomendable.

Esto se debe, en parte, a que tenemos una mejor información.

Temas como las clases de educación sexual, hacen que hayamos perdido el miedo a preguntar y, sobre todo, a experimentar.

Por otra parte, están las relaciones con los demás, no decimos de pareja, porque, hoy en día, la percepción se amplía hasta relaciones de más de dos personas, tanto en la cama como en el plano afectivo.

Pero vamos a ver todo esto un poco más detenidamente.

Una nueva forma de relacionarnos con el sexo

revolución sexualPara alegría de muchas de nosotras, la visión sobre el sexo ha cambiado de forma radical, como te contábamos, no solo en la libertad para poder hablar, preguntar o formarse, sino también en la forma de practicarlo.

Una de las cosas  a resaltar, es la introducción de la juguetería erótica en las relaciones.

Los artículos eróticos y los sex shops han irrumpido de forma innegable en nuestras vidas.

Según algunos estudios, el 63% de las mujeres en España tienen algún juguete sexual.

Eso sin hablar de lubricantes, lencería, juegos de mesa eróticos… la variedad es maravillosa.

Con estos juguetes, la masturbación llega a puntos excepcionales. 

Los orgamos dejan de ser cosa de dos para convertirse en propiedad de cada cual.

Además de por lo placenteros que resultan, el poder de autoexplorarnos con algo más que nuestros propios dedos, nos da un conocimiento necesario de nuestras partes erógenas y, por supuesto, descubrimos lo que nos gusta y lo que no, para después poder pedirlo también cuando mantenemos una relación con otra(s) persona(s).

La revolución sexual y los nuevos tipos de relaciones

revolución sexualLos nuevos tipos de relaciones sentimentales, afectivas o sexuales a los que la sociedad empieza a abrirse, son la consecuencia de las reivindicaciones de distintos colectivos que, por fín empiezan a ser escuchados.

Uno de esos colectivos es el femenino. 

La liberación sexual de la mujer es clave en esta nueva forma de ver las relaciones. 

Ya no estamos relegadas a una sola pareja, heterosexual y sin más opciones que lo que él nos quisiera ofrecer.

Por otro lado, el colectivo LGTBI y su lucha por la aceptación de los distintos tipos de sexualidad, han abierto las puertas multitud de tipos de relaciones.

Entre ambos, y gracias a su avance y su empeño, hemos empezado a ver como más habituales relaciones, no solo entre personas de mismo sexo, sino entre varias personas, por ejemplo.

El poliamor o el swinging (o intercambio de parejas) se han instalado para quedarse.

Eso sí, aún queda mucho camino para que toda la sociedad sea capaz de aceptarlas como «normales».

Pero hemos comenzado y esto es lo importante.

Ya no es tan raro ver a tres personas de la mano, sean del sexo que sean, o ir a un local de intercambio con tu pareja.

Por suerte esta revolución no es solo sexual, sino también mental.

Desde luego, nos queda mucho por hacer, pero el mero hecho de poder relacionarnos cómo y con quien queramos, es un paso de gigante.

Esperamos que vivas tu sexualidad como mejor te parezca, aunque no podemos dejar de recomendarte que tengas siempre cuidado y, por supuesto que uses protección.

El sexo es maravilloso, pero también tiene sus peligros y, el tener tanta información en tu mano, te permite protegerte de la parte no tan bonita.

Ojo con las enfermedades venéreas y disfruta.

Sé parte de la revolución.

Como siempre, gracias por estar ahí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: