VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Desigualdad Salarial, un problema social

DESIGUALDAD SALARIAL, UNA REALIDAD INCÓMODA

Si te hablamos de acceso al trabajo y de desigualdad salarial, lo más probable es que lo asocies directamente a la desigualdad de género.

Esta es una de las reivindicaciones del feminismo actual. Pero esta desigualdad no solo se centra en las diferencias de sueldo entre hombres y mujeres por el mismo trabajo, sino en muchas otras cosas.

Hoy hemos hablado con Saray Zafra, una experta que nos resuelve las dudas acerca de este tipo de desigualdad que nos afecta a todas.

ESCUCHA NUESTRO PODCAST

Ir a descargar

¿QUÉ ES LA BRECHA SALARIAL?

desigualdad salarialPara entender este concepto y, con él, las reivindicaciones de los movimientos feministas, debemos diferenciar entre sexo y género.

No es lo mismo e influye muchísimo a la hora de valorar las diferencias laborales entre hombres y mujeres.

Además de la diferencia salarial, hay que tener en cuenta que la mujer tiene un menor acceso a las pensiones ya que, por norma general, es ella la que se queda en casa para cuidar a los hijos.

Lo más común es que haya un número mucho mayor de mujeres sin trabajo o con trabajos a tiempo parcial, para poder hacerse cargo del cuidado de la familia.

Eso sin olvidar que hemos encontrado un gran número de ofertas de trabajo lamentables, que hacen que todo sea más difícil.

Esto, como es lógico también influye, ya que aquella mujer que no cotice, o no lo haga a tiempo completo, no tendrá acceso a una pensión que le dé para sobrevivir.

De hecho, si tienes la curiosidad de ver datos, la mayoría de las mujeres que en los últimos años han llegado a la edad de jubilación, bien viven de la pensión que cobra su marido, bien de una pensión de viudedad poco menos que miserable.

NOS EMPOBRECEMOS TRABAJANDO

Todo esto nos lleva a un empobrecimiento progresivo de la mujer, sin contar los problemas que tenemos ya de por sí para encontrar un empleo digno.

No solo somos cosificadas, menos retribuidas y poco valoradas, sino que, en ocasiones, se nos piden requisitos poco menos que indignantes.

El que no tengas descendencia, por ejemplo, es uno de ellos, pero cuando pasamos la edad fértil, la cosa no mejora.

Cuánto mayor es una mujer, más problemas tiene para encontrar trabajo y, si lo encuentra, tendrá siempre un techo de cristal sobre su cabeza, que jamás la dejará pasar de ciertos puestos.

Este techo existirá durante toda tu vida laboral.

Si te fijas, en la mayoría de las grandes empresas, los directivos son hombres y, aunque cada vez se van incorporando más mujeres, no dejamos de ser una minoría.

Pero no te lo decimos nosotros. A continuación, te lo demostramos con datos.

CUANTIFICACIÓN DE LA DESIGUALDAD LABORAL

desigualdad en el trabajoSegún un estudio de los técnicos de ministerio de hacienda, concluye que las mujeres cobramos un 30% menos que los hombres por realizar el mismo trabajo.

Según este estudio, se estima que deben pasar unos setenta años para que esta situación cambie.

La comunidad autónoma con más desigualdad, según este informe es Asturias.

Aunque es lógico pensar que este resultado tiene que ver con el ámbito rural y la tradición.

El hecho de que en algunas zonas de nuestro país el trabajo sea más escaso también influye, puesto que, si un hombre y una mujer se ponen a buscar empleo, la estadística dice que es el hombre quien tiene más posibilidades de encontrarlo.

Otros organismos como en Instituto Vasco de la Mujer han llegado a la conclusión de que la división sexual del trabajo penaliza la participación de la mujer en el trabajo.

Existen empresas, como Google, que apuestan por la igualdad y que pretenden desechar esta desigualdad entre géneros.

Existen datos gubernamentales que indican que la desigualdad se encuentra en un 14%, concretamente los aportados por el ministerio de igualdad.

En este caso, lo que sucede es que se toman datos sin tener en cuenta los trabajos a media jornada y las mujeres que no trabajan fuera de casa, con lo cual, los datos bajan considerablemente.

Como ves, la diferencia existe, se tomen los datos que se tomen, y es algo que debe cambiar.

Ya os hemos hablado en alguna ocasión del fin de la sumisión femenina, y esto debemos hacerlo realidad cuanto antes.

Si han sufrido algún tipo de discriminación laboral por ser mujer y quieres contarnos tu experiencia o si tienes alguna duda al respecto, ponte en contacto con nosotros, te atenderemos encantados.

Como siempre, te agradecemos que estés ahí.

Suscríbete a nuestro podcast en iVoox o iTunes.

Te esperamos en nuestro canal de Youtube.

Te dejamos un enlace a TeleSurTv que hablan más de este asunto.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: