VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Conecta cuerpo y mente con la respiración

conecta cuerpo y menteConecta cuerpo y mente con la respiración es lo que nos recomienda hoy Joss Maya desde México con su artículo mensual en Va por Nosotras.

Vivimos en una sociedad que vive a prisa, en una sociedad en donde lo que sentimos y lo que pensamos no importa, porque hay que entregar ciertas cosas a tiempo, el tráfico de la ciudad genera estrés constante porque probablemente llegues tarde a tus compromisos, donde casi no hay tiempo para ti porque lo importante es trabajar o estudiar para tener un futuro mejor y así vamos deteriorando nuestro cuerpo, sin pensar que en algún momento nos cobrará factura.

Es por eso que para “aliviar” el estrés del día a día necesitamos tener una
atención, la cual lograremos mediante la respiración.

Entendiendo el mindfulness

Primero déjame hablarte un poco sobre “mindfulness”, que en español significa “atención plena” y su creador la define como “La atención es una manera de hacerse amigo de nosotros mismos y de nuestra experiencia”.

Para mí es como una habilidad para estar alerta, me gusta llamarlo algo como, «darte cuenta de lo que estás haciendo y disfrutarlo plenamente», sí porque ya hay cosas que hacemos en automático, como conducir, al principio te daba un montón de miedo y cuando ya lo tienes bien aprendido lo haces sin darte cuenta.

Pasa que nuestro cuerpo está en el presente, y nuestra mente en el futuro que es un fantasía esperando suceder o en el pasado que como su nombre lo dice ya pasó, y eso hace que estemos totalmente desconectados de nuestro “aquí y ahora” y claramente de nuestro cuerpo.

meditacion y respiracionEs decir, habrá situaciones en las que puedas estar pasando por un montón de estrés pero al momento no te das cuenta hasta que te empieza a doler todo el cuerpo, lo mejor que podemos hacer es reconocer nuestras emociones, pero vivimos tan rápido que nos dejamos para el último porque hay que entregar primero el trabajo o la escuela o la universidad etc.

Reconocer lo que estas sintiendo y aprender a respirar es esencial, claro que estos ejercicios deberán hacerse con atención plena, disfrutando el momento, olvidando todo lo demás, dándote algunos minutos solo para ti.

Conecta tu cuerpo y mente, relájate y siente cómo se hincha tu abdomen al respirar.

Otra cosa importante antes, es que sea lo que sea que estés sintiendo, no se vale juzgar, es decir, no tache esas emociones de las o buenas, simplemente acepta lo que estás sintiendo, para que puedas dejarlas fluir más fácil.

Reaprende a respirar

Tendrás que dominar en primer lugar la “respiración abdominal”, esta es casi como la de un bebé, ya se que los bebés casi no duermen, pero ¿has visto lo relajados que se encuentran? a esto se refiere “dormir como un bebé”.

Siéntate en una posición cómoda, coloca las manos en tu abdomen y te vas a concentrar plenamente en como entra el aire, y como sala, cuando entra el aire mantenlo ahí por 5 segundos y déjalo salir lentamente, durante este momento no vas a pensar en nada más que en tu respiración. Repite esto hasta que te sientas más relajada.

Este tipo de respiración la podemos hacer en cualquier momento del
día, incluso estando en tu lugar de trabajo, incluso podrías salir a la terraza o algún lugar con aire despejado, sentar en una posición cómoda, estos ejercicios de respiración se dan más cuando por ejemplo, algo que me pasó fue que llegué a mi oficina y mi lugar estaba hecho un desastre, toda la basura la habían arrumbado ahí y claro que me enoje pero en lugar de engancharme a esa emoción me senté en otro lugar que encontré (más cómodo por cierto) cerré los ojos y deje salir esa emoción porque cuando nos enganchamos a ella nos enojamos con todos,
comencé a respirar y sentir como el aire entraba al tiempo entraba estaba
pensando en la razón por la que me había molestado tanto, y al tiempo que salía el aire salían esos pensamientos y así continuamos con la respiración hasta sentirnos aliviados o que un peso se nos va de los hombros.

Respira profundo desde cualquier lugar

En caso de que en definitiva no puedas hacerlo en tu trabajo, en la universidad, en la escuela, puedes anotar ese momento exacto que te hizo sentir de una forma “negativa” y tratar de entender en cuanto llegues a tu casa o cuando estés por dormir, porque si no lo liberamos ese día entonces lo cargamos siempre y se acumula y se acumula hasta que estallas con gripe, gastritis, colitis etc.

En tu casa haces lo mismo buscas una posición y un donde te sientas cómoda y te transportas a ese momento que te hizo sentir así y repites el procedimiento.

Si eres de las personas que les cuesta mucho trabajo mantener su atención
puedes usar algunas aplicaciones o incluso buscar videos sobre meditación guiada, porque sí a veces es difícil y llegamos a desviarnos de lo que estamos sintiendo y empezar a pensar en que dejamos pendiente para mañana.

Conecta con tu cuerpo, es decir empieza a prestarle atención y lo mejor para esto también es el “ejercicio” pero olvídate ya de hacer ejercicio para cambiar tu cuerpo, te invito a que hagas ejercicio para conectar con él, para saber hasta dónde es capaz de llegar, para aprender a escucharlo, al hacer ejercicio físico tu cerebro libera endorfinas que son encargadas de la felicidad y estas actúan como paracetamol y por esto te sentirás también relajada.

Para esto hacer ejercicios de yoga, pilates o simplemente salir a caminar o correr.

Acuérdate de la atención plena, disfrutar cada paso que das, o cada estiramiento que haces el punto es estar en el aquí y ahora.

Escucha tu cuerpo para entenderlo

Y lo último, entiende a tu cuerpo, es decir, ubica las zonas de tu cuerpo que más te duelen y empieza por averiguar qué ocurrió, ¿por qué te duele?, suele pasar que en el trabajo hiciste un gran coraje y entonces tensaste todos los músculos de la espalda y hombres sin darte cuenta, porque si, eso es lo que hacemos olvidar nuestras emociones o no darles importancia.

Es por eso que reconocer lo que estás sintiendo sin engancharte a esto es fundamental y para esto recuerda que tenemos un diario de emociones.

Si seguimos evitando lo que sentimos, seguiremos viviendo en modo automático sin disfrutar de los pequeños momentos que nos trae la vida.

Esperamos que te haga gustado este post de nuestra compañera Joss Maya.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: