VA POR NOSOTRAS
Podcast / Blog / Comunicación / Publicidad

Ahorro energético. Este invierno es una ruina.

AHORRO ENERGÉTICO, CALEFACCIÓN Y RUINA.

El ahorro energético es el tema estrella cuando llega el invierno.

Con un frío que pela y la calefacción a tope el bolsillo se resiente.

Y es que ya empieza a hacer fresquito y, claro, empezamos a preocuparnos por las facturas.

Comienza la temporada de calcetín por encima del pijama del felpa y bata de guata.

Ahorro energético de toda la vida.

Creo en esta época casi que me voy a ahorrar porque tendríamos para tres podcasts solo con hablar de las pintas que llevamos para no pasar frío.

Y es que en invierno la posibilidad de estar monísimas con un pijama de seda de los buenos y perfectamente visible es inversamente proporcional al precio de la energía.

Es decir, cuanto más pagamos por la calefacción menos pasta nos queda para invertir en nosotras.

Ahí es cuando cambiamos el pijama de seda por uno de felpa, y eso por echarle un poco de guasa al tema y no decir que, en ocasiones es comer o pagar.

Por eso, hoy queremos daros algunos truquillos para ahorrar en el consumo energético y poder tener algo de dinero en el bolsillo para lo que haga falta.

Como siempre, te recomiendo que escuches nuestro podcast de hoy.

Seguro que descubres algún truquillo interesante que te permite ahorrar unos euritos.

Ir a descargar

TRUCOS PARA UN MAYOR AHORRO ENERGÉTICO EN CASA

En invierno, el mayor gasto de energía en casa suele deberse a la calefacción.

Hay algunas cosas que puedes hacer para bajar el consumo y ahorrar en la temida factura.

Eso si, no en todos los casos se puede, más que nada porque si tienes, por ejemplo, calefacción central, es más complicado.

Podrás hacer algunas cosas, pero no todas las que recomendamos.

Si tienes calefacción individual, la cosa cambia.

PRIMER PASO: UN BUEN MANTENIMIENTO

ahorro energéticoLo primero que vamos a recomendarte, aunque resulte muy obvio, es que tengas al dia el mantenimiento del sistema de calefacción.

La revisión de la caldera es obligatoria cada 5 años, pero si la puedes hacer anualmente, mejor que mejor.

Ten en cuenta que cualquier pequeño fallo en la caldera puede convertirse en una buena avería.

Si haes un buen mantenimiento y lo pillas a tiempo, la reparación será más fácil y, seguramente, más barata.

Purgar los radiadores también es super importante.

Si el radiador no se purga antes de poner la calefacción, lo más probable es que haya una acumulación de gas en el sistema y la calefacción no vaya bien.

Esto influye en el gasto, pero también evita que el sistema de calefacción produzca ruiditos muy molestos.

Comprueba que el termostato de la calefacción funcione correctamente.

Al fin y al cabo, es el que regula cuándo se va a encender el sistema de calefacción y si no está bien ajustado, puede disparar el consumo.

Evidentemente, la mejor opción es una buena caldera, si tu caldera es antigua pero no tienes dinero, se convierte en una opción poco viable.

Eso si, si te lo estás pesando, existen algunas ayudas de financiación, tanto gubernamentales como de las comunidades autónomas que pueden resultarte interesantes.

ACCESORIOS  Y HÁBITOS PARA EL AHORRO ENERGÉTICO

Además del mantenimiento, hay algunas cosas que que adquirir para que , con un coste mínimo, tu calefacción funcione bien.

No te hablamos de que te gastes un dineral, la idea es buscar el ahorro energético, no vaciarte el bolsillo.

Sin embargo, estas pequeñas mejoras se pueden notar mucho en tu factura.

No solo te proponemos cambiar cosas en tu sistema de calefacción, también en tus costumbres.

Sabemos que, a veces, resulta dificil, pero al que algo quiere, algo le cuesta…

CRONOTERMOSTATOS DIGITALES

ahorro energéticoEstos cronotermostatos digitales te darán mucha más precisión que un termostato digital convencional y, por descontado, que uno analógico que ya se queda a años luz.

¿Por qué? Pues porque estos aparatos te dan la opción de controlar el encendido y apagado de la calefacción.

Puedes fijar la hora a la que quieras que se produzcan, así como la temperatura por horas e, incluso, por días.

Así serás tú quien controle en cada momento el sistema y te garantiza, también, que cuando llegues a casa puedes tenerla calentita programando que se encienda la calefacción un ratito antes.

Si tu caldera es de condensación, lo mejor es un termostato modulante con sonda exterior, frente a los llamados termostatos todo-nada que consumen mucho más.

La temperatura ambiente más recomendable es de 20-21 grados.

Si soportas temperaturas más bajas, estupendo.

Si con esta temperatura tienes frío, mejor coger una chaqueta.

Cada grado que subas aumentará el consumo en un 7% aproximadamente.

ENCENDIDO Y APAGADO DE LA CALEFACCIÓN

ahorro energéticoPor la noche hay quien opta por apagarla y meterse debajo del edredón.

Si tienes termostato con opción de programar la hora de encendido, es una opción estupenda, si no es el caso, por la mañana te vas a quedar helada.

Otra opción, es dejar la calefacción a unos 18 grados.

Así consumirá menos que durante el día y no te dará miedo salir de la cama.

No dormir puede fastidiar mucho y, si espor el frío, puede ser una tortura.

Cuando no estés en casa, apaga la calefacción.

Según los expertos, eso de que tenerla siempre al mínimo en lugar de apagarla gasta menos, es un mito.

Como menos consume es apagada, sin duda alguna.

CONTROLAR LA TEMPERATURA DEL CIRCUITO

ahorro energéticoEn cuanto a los radiadores, además de purgarlos y tenerlos bien mantenidos, es muy recomendable instalar válvulas termostáticas

Estas válvulas unen la tubería con el radiador y llevan un cabezal termostático.

Este cabezal se encarga de abrir, cerrar o regular el caudal de agua, ajustándolo para alcanzar la temperatura más correcta.

En cuanto a la temperatura de impulsión de agua caliente, es decir, la temperatura de trabajo de la caldera, es importante regularla correctamente.

En calderas de de condensación, la temperatura recomendada suele ser de 55-60 grados.

Evidentemente, si estás a bajo cero y, dependiendo de la instalación, quizá tengas que subirla un poco.

En caso de que tu caldera además produzca ACS (agua caliente sanitaria), regula también la temperatura a la que quieres que salga el agua caliente de los grifos.

Si es una caldera mural mixta instantánea, la temperatura deberá estar entre 40-50ºC .

Si tu caldera lleva acumulador incorporado o con acumulador externo, entre 55 y 60º.

Como ves, todo depende del tipo de caldera que tengas en casa.

Tengas la que tengas, algo importante es comprobar que la presión se encuentre sobre 1,2 bares, con un margen del +/- 25%.

Es decir, con que esté entre 1 y 1,5 está perfecta.

SECAR LA ROPA Y EL AHORRO ENERGÉTICO

ahorro energéticoUna cosa importante, los radiadores no son cuerdas de tender.

Ya sabemos que la ropa no se seca igual en invierno, pero la solución no es ponerla sobre los radiadores.

Si lo haces, vas a secar la ropa, pero te va salir cara la factura.

Si los cubres, los radiadores no trabajan bien, así que evítalo en la medida de lo posible.

Si tienes que secar la colada, pon un tendedero dentro de casa, pero no cubras los radiadores.

TRUCOS CASEROS PARA UN MAYOR AHORRO ENERGÉTICO

ahorro energético¿Lo último? Algún truquillo casero para que gastes menos.

Son muy lógicos, pero no siempre los llevamos a cabo.

A ver qué te parecen:

Ten una buena biblioteca. Sí la cultura también aísla tu casa.

Poner libros en estanterías es un remedio aislante.

El papel es un buen aislante, perfecto para evitar que entre y se concentre el frío de la calle en el interior de tu vivienda.

Si tus suelos son de cerámica, unas buenas alfombras te ayudarán absorber el frío de las losas.

Las alfombras más gruesas, harán mejor su función.

Además, siempre decoran en nuestras casas y dan un toque más cálido a nuestros hogares.

El corcho es otro buen aislante.

Podemos revestir alguna pared, o el interior de los armarios con este material.

Además de ser original, trabaja como un buen aislante térmico.

Por la noche, baja las persianas del todo y corre las cortinas.

Este pequeño gesto evitará la pérdida de calor.

Por el contrario, durante el día abre las cortinas y sube las persianas.

De esta forma aprovecharás el calor del sol.

Si quieres ventilar la casa, no es necesario tener una hora las ventanas de par en par, con 5 o 10 minutos es más que suficiente.

Usa reflectores, te ayudarán a conseguir un ahorro en la calefacción de entre el 10% y el 20% (según la OCU).

Al colocar paneles reflectantes de calor tras los radiadores, el calor rebota en su superficie, así evitamos que se expanda por la pared y se concentra hacia delante.

Esperamos que estos trucos te sirvan para bajar la factura este invierno.

El frío no solo nos produce tiritonas, sino que afecta a nuestra piel e incluso a nuestro ánimo.

Cuídate y cuida tu cartera velando por el ahorro energético.

Como siempre, gracias por estar ahí.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: